La Ley de Reforma Universitaria del año 1983 dispuso la creación de los consejos sociales como nuevos órganos de participación de la sociedad en la universidad, cuya regulación específica correspondería desarrollar a las comunidades autónomas. En virtud de ello, en 1984, el Parlamento de Canarias aprobó la Ley de los Consejos Sociales de las universidades isleñas y a finales de 1985 tomó posesión el primer presidente del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Las Palmas.

La puesta en marcha de los consejos sociales no estuvo exenta de dificultades, dado que por primera vez los agentes sociales tomaban contacto directo con las realidades universitarias, que, por entonces, estaban bastante desvinculadas de sus respectivos entornos de actuación. No obstante, la Universidad Politécnica de Canarias acogió favorablemente la creación del nuevo órgano, y en el acto de su constitución el entonces Rector, Dr. Francisco Rubio Royo, dejó constancia de la satisfacción que le producía a la institución la incorporación de la representación de los intereses sociales. Sus palabras fueron elocuentes al respecto: “La Universidad no es patrimonio de la comunidad universitaria, sino que constituye un auténtico servicio público referido a los intereses generales de toda la comunidad nacional y, de forma específica, de nuestra Comunidad Autónoma de Canarias”.

Unknown

Presidentes

El Consejo Social fue constituido el 25 de mayo de 1985 en tiempos de la Universidad Politécnica de Las Palmas ejerciendo la Presidencia interina (mesa de edad) el representante, en aquel momento, del Cabildo de Tenerife, don Ángel Pérez García, y actuando como Secretario, don Pedro Súarez Rodríguez, representante de la Universidad.

No fue hasta el 25 de octubre de ese mismo año cuando se elige al Presidente de Consejo Social y a su Secretario, don José María Barrientos y don Carlos Martí Ascanio respectivamente.

El segundo Presidente del Consejo Social de la Universidad fue designado en la Sesión Plenaria celebrada el día 27 de noviembre de 1986, recayendo esta responsabilidad en don Octavio Llinás González, hasta el 4 de noviembre de 1993. Este Presidente cuenta con dos Secretarios: don Wenceslao Berriel Martínez (hasta el 23 de noviembre de 1990) y don Antonio J. Bueno Garrocho (desde el 27 de septiembre de 1991 hasta el 21 de abril de 1994).

El tercer Presidente, don Lizardo Martell Cárdenes, fue designado en la Sesión Plenaria celebrada el día 3 de febrero de 1994, y permaneciendo en el cargo hasta el 27 de marzo de 1998.

Unknown-1

Como Secretario, durante este periodo, estuvo don Ignacio Calvo Cruz (desde el 21 de abril de 1994 hasta el 11 de junio de 1998).

El último período, bajo la referida anteriormente Ley Territorial 6/1984, estuvo presidida por don Domingo Bello Cabrera (designado por el Consejo Social el 30 de abril de 1998, hasta el 21 de diciembre de 2003). Como Secretario del Consejo ha actuado don Miguel Ángel Acosta Rodríguez (desde el 11 de junio de 1998 hasta la actualidad, que permanece en el cargo).

Tras la promulgación de la nueva Ley (Ley 11/2003, de 4 de abril) fue designado para ocupar el cargo de Presidente don Aureliano Francisco Santiago Castellano, manteniéndose hasta cesar, a petición propia, el 8 de noviembre de 2005.

Desde ese momento ejerció como Presidente (primero en funciones entre esta última fecha y hasta el 17 de marzo de 2011, en la que toma posesión tras procederse a su nombramiento) don Lothar Siemens Hernández, cesando tras cumplir el mandato el 13 de mayo de 2015.

A partir de esa fecha, desempeña la presidencia don Ángel Tristán Pimienta, continuando en la Secretaría del Consejo don Miguel Ángel Acosta Rodríguez.

Presidentes Consejo Social y rectores ULPGC 1985-2014

Sus señas de identidad

El Consejo Social de la ULPGC ha mantenido durante su trayectoria su espíritu fundacional, procurando actuar como cauce de colaboración entre la comunidad universitaria y los agentes institucionales y sociales con el propósito de fortalecer vínculos y compromisos mutuos.

Desde el principio, el Consejo Social defendió la transformación de la universidad politécnica en universidad completa, haciéndose eco de la demanda social existente y participando en el amplio movimiento ciudadano que estuvo en el origen de la creación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

A partir de entonces, el Consejo Social ha estado arropando en todo momento a la Universidad. Primero, haciendo frente a las dificultades generadas por su rápido crecimiento cuantitativo; y luego, apoyando los planes de actuación encaminados a la búsqueda de mayores cotas de eficacia y calidad.

Estas circunstancias han ido configurando las señas de identidad del Consejo Social de la ULPGC, marcadas por la impronta que tiene el compromiso social en nuestra universidad y el apoyo que la sociedad presta a su desarrollo, dada la conciencia pública que se tiene de que fue la sociedad isleña la que, creyendo en ella, luchó por su causa hasta hacerla realidad y, también, la que posteriormente la ha sostenido y sostiene con no pocos esfuerzos.

Este específico componente que une y vincula a nuestra universidad con la sociedad de la que surge ha permanecido inalterable a través del tiempo, constituyendo el fundamento básico sobre el que se ha asentado la buena sintonía que ha existido entre el Consejo Social y los diferentes equipos rectorales de la institución y la comunidad universitaria en su conjunto, característica que ha llegado a ser un referente a seguir por otros consejos sociales universitarios en España.

Transcurridos estos 25 años desde la creación y constitución del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Las Palmas, hoy de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, podemos congratularnos del papel que ha desempeñado hasta ahora y del empuje y voluntad que ofrece actualmente para seguir desempeñando sus cometidos en el futuro. Junto al resto de órganos de la Universidad, las instituciones públicas y los agentes sociales, ahora le corresponde coadyuvar en los esfuerzos encaminados a alcanzar las nuevas metas trazadas en los campos de la especialización, las capacidades, la proyección exterior y la eficiencia, cuyos proyectos y actuaciones han quedado plasmadas en el nuevo Plan Estratégico Institucional de la Universidad para el período 2011-2014.