El Presidente del Consejo Social de la ULPGC lleva a Fiscalía una auditoría de la Fundación Parque Científico

El informe detecta algunas ‘graves irregularidades’ e ‘indicios de delito’ en el periodo 2016.

El rector retira las Cuentas de la Universidad, a solicitud de Ángel Tristán, ante las deficiencias registradas por el Servicio de Control Interno.

El Consejo Social inicia el procedimiento para aprobar una reforma de su reglamento.

Las Palmas de Gran Canaria, a 13 de julio de 2018. El Pleno del Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, celebró hoy viernes, 13 de julio, una maratoniana sesión de cuatro horas de duración, en la que abordó asuntos de gran importancia. El presidente del Consejo, Ángel Tristán, dio cuenta a los consejeros, tras la exposición del informe de auditoría por parte de la directora del Servicio de Control Interno (SCI), que se habían detectado graves irregularidades y “posibles delitos”, y que ante las conclusiones de la auditoría había trasladado los documentos a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Previamente, a principios de esta semana, se habían celebrado tres reuniones del Comité de Auditoría, en las que analizaron tanto la liquidación del presupuesto 2017 del Consejo Social y las Cuentas anuales 2017 de la ULPGC, así como los informes de auditoría más relevantes, pues el total, en el primer trimestre, fue de 137 fiscalizaciones.

Solamente en dos de ellas se apreciaron graves irregularidades, que son las que el presidente trasladó a Fiscalía. Los problemas principales, que vienen de años anteriores, están relacionados con la contratación de viviendas para profesores chinos del Instituto Confucio y con la justificación de una ayuda a la investigación en Marruecos en materia de cooperación internacional. En ambos casos se puso de manifiesto que no se respetaron los procedimientos legales de adjudicación.

En relación con las Cuentas 2017 de la Universidad, el SCI apreció que, algunos epígrafes, no reflejaban fielmente la realidad contable de la ULPGC, por lo que el presidente, ante la eventualidad de que no se aprobaran las cuentas ofreció al rector Rafael Robaina la posibilidad de que fueran retiradas, cosa que hizo el máximo representante de la ULPGC. El presidente brindó la alternativa de celebrar un pleno en agosto, si es necesario, para aprobarlas una vez solventadas las dificultades principales.

En este Pleno, el Rector Rafael Robaina informó de las últimas novedades e iniciativas de la institución universitaria, destacando la puesta en marcha de una nueva plataforma digital del Centro de Formación Permanente, que estará en funcionamiento a partir del próximo curso académico. También se refirió a los últimos convenios internacionales de la ULPGC, que han favorecido la creación de nuevos dobles títulos internacionales en colaboración con otras universidades europeas.

Por otro lado, en este Pleno tomó posesión la representante de la Asociación Alumni, Carmen Martín Afonso, para ocupar el cargo de vocal en representación de los antiguos estudiantes de la ULPGC. Por otra parte el Pleno agradeció los servicios prestados por los consejeros Luís Álvarez, Carlos Damata y Antonio Ramírez, por finalización de sus mandatos, y a Carlos Granados, que cesa por razones profesionales. Los consejeros que finalizan su mandato serán sustituidos, tras haber sido nombrados por el Rector, por el Decano de la Facultad de Economía, Juan Manuel Benítez; por la alumna Ada Santana y por el representante del PAS, Santiago Bolaños.